domingo, 21 de junio de 2020

LA METAMORFOSIS DE SU EXCELENCIA




LA METAMORFOSIS DE SU EXCELENCIA
Desde el corazón de la Violencia


¿Tiene la Violencia algo que ver con el ejercicio del poder y la manipulación del Estado por las élites políticas y económicas? ¿Se concreta parcialmente dicha manipulación en las acciones y omisiones que un presidente ejerce? ¿Se ofrece ello como una recurrencia de la historia colombiana que ostenta a lo largo del tiempo nuevas figuras terroríficas?

Habría que recorrer despacio y con cautela la historia de la segunda mitad del siglo XX, por decir lo menos, hasta llegar a nuestros días. Dejo eso a la imaginación del lector, y ahora le invito a recrear poéticamente aquella Violencia, desde el magistral cuento de Jorge Zalamea, titulado La metamorfosis de su Excelencia (1949).




                                                                JORGE ZALAMEA

Se trata en este relato de entrar en la conciencia del presidente de la república (¿Mariano Ospina? ¿Laureano Gómez? ¿ Gustavo Rojas Pinilla? ¿Alguno otro después de ellos? Usted dirá, lector o lectora), desde el olor de la muerte que llega a Su Excelencia, en la época de la Violencia de los años cincuenta. A partir de una visión puramente cristiana, el presidente es sometido, por obra y gracia del olor, a una toma de conciencia culposa, sobre su responsabilidad en las matanzas que acontecen luego de la muerte de Jorge Eliécer Gaitán. Entonces descubre el gobernante, bajo una sincronización perfecta en las fases narrativas, que el olor a cadaverina es solo de él, que ese olor ajeno, en todo caso se encuentra en su entraña. Y simbólicamente ese olor abre su conciencia cristiana, porque él se ve como el responsable de la ida al infierno de aquellos que mueren en pecado, como vengadores de sus muertos, en una cadena sin fin de asesinato y venganza.

Pero en un momento de lucidez y nostalgia, motivado por su desazón y angustia con el olor a muerte, el presidente recuerda un momento puro de su vida, en su infancia, cuando lo educaban los jesuitas y él iba a la montaña con sus compañeros de colegio a bañarse en un lago azul rodeado de olorosos y frescos pinos, que contrastan con el olor nauseabundo de la cadaverina, y nos hablan de una pureza perdida irremediablemente.

Llama a su edecán y a su chofer para que lo lleven allí, y sube a la montaña recordando la pureza de su infancia. Se desnuda y se lanza hacia el agua que lo acoge en medio de una noche que descubre a la luna subir por el cielo, siente la pura frialdad cristalina de ese lago azul. Pero el lago al final queda emponzoñado por el olor que se desprende del cuerpo del presidente.

De este modo, Su Excelencia, que se bañó desnudo en el lago azul, y lo enturbia con su cuerpo, es recogido compasivamente por sus servidores para llevarlo de nuevo a palacio, metamorfoseado ya en el monstruo que es.

sábado, 8 de abril de 2017

APUNTES SOBRE LA RELACIÓN ENTRE NATURALEZA Y SOCIEDAD HUMANA




Texto publicado en el libro:
Escenarios para la Sensibilidad en la era del Antropoceno.
Maestría en Artes Integradas con el Ambiente
Universidad del Cauca
Colegio Mayor del Cauca
2016

EL HOMBRE Y EL UNIVERSO

Rufino Tamayo


SINOPSIS

Desde una comprensión del Mundo de la vida, procuramos reafirmar epistemológica y éticamente la relación original entre Sociedad Humana y Naturaleza, teniendo en cuenta para ello los aportes de, a) parcial evaluación de las ciencias naturales, b) las ontologías y cosmovisiones en diferentes latitudes del mundo, c) la disciplina estética y d) algunas artes (Literatura, Pintura, Cine, Música). Todo ese desarrollo postula una relación con la naturaleza, que responde a las condiciones de esa naturaleza - explicitadas por las mismas ciencias desde una idea de “totalidad”-,  y se expresa finalmente en un posible orden ético que los seres humanos han de asumir.


Palabras clave: Mundo de la vida, Campo de presencias, Naturaleza, Sociedad Humana, Ciencia, Estética, Artes, Cosmovisiones, Ontología. 

viernes, 11 de diciembre de 2015


Erotismo en 
El nombre de la rosa

Por: Guillermo Pérez La Rotta



En esta novela el lector encuentra una variedad extraordinaria de registros que aportan claves para interpretar el final de la Edad Media en Europa. Es una obra que presenta un panorama detallado y profundo de las condiciones de transformación y lucha ideológica que ostentaba la cristiandad durante el siglo catorce. Detrás de la trama policíaca, en medio de los extraordinarios diálogos acerca de la manifestación del plan divino en la tierra, y de sus consecuencias políticas, nosotros hemos leído la novela como un texto que dramatiza un conflicto acerca de los sentidos vitales de Eros. Aunque dicha palabra no aparece en el libro, la traducimos en el deseo de saber de Guillermo de Basquerville, que busca conocer los designios de Dios en la tierra para hacer feliz al hombre, la encontramos en el interés vital de unos monjes que aspiraban a leer el libro de Aristóteles sobre la risa y la comedia, para deleite de su gusto, pero también como forma de acceso a la verdad divina, la descubrimos en la misma comedia como expresión excelsa de la vida, que al representarla de una manera irónica, podría penetrar en su verdadera realidad, la advertimos en el misticismo exaltado de Ubertino da Casale, en la bestialidad de Salvatore, en la lujuria inquisitorial de Bernardo Gui, o en la autoritaria negación de Jorge, quien creyendo salvaguardar una verdad revelada de los embates de la crítica, cayó en el desenfreno del crimen.

lunes, 9 de marzo de 2015

CIUDAD Y VIVENCIA INTERIOR

CIUDAD Y VIVENCIA INTERIOR
Capítulo del libro:
Cine Colombiano, Estética, Modernidad y Cultura
Películas consideradas:
Rodrigo D
Kalibre 35
Soplo de vida
Terminal
Al final del espectro
El ángel subterráneo

 “Buena parte de la filosofía fenomenológica o existencial consiste en asombrarse de esta inherencia del yo en el mundo y del yo en los demás, en describir esta paradoja y esta confusión, en hacer ver la unión del sujeto con el mundo, del  sujeto con los demás, en lugar de explicarlo, como hacían los clásicos, recurriendo al espíritu absoluto. Ahora bien, el cine es particularmente apto para mostrar la unión del cuerpo y el espíritu, del espíritu y el mundo, y para expresar uno en otro. He aquí porque no debe sorprender que la crítica pueda, a propósito de un filme, evocar la filosofía”.

Maurice Merleau-Ponty

En este segmento analizamos contribuciones importantes al lenguaje cinematográfico, que están en conexión estrecha con la exploración de la realidad existencial de las conciencias en sus relaciones intersubjetivas, y en los contextos mundanos que las determinan. Estos escenarios son fundamentalmente citadinos, y el cine los toma como un medio fundamental de expresión de la entremezcla entre el hombre y el mundo. La vinculación fílmica entre la intersubjetividad y el mundo que la sustenta, refleja una aguda conciencia de los personajes, como signos de subjetividades femeninas y masculinas que asumen la realidad de una forma crítica y por ende viven en el peligro, la angustia, el duelo, el suicidio, el miedo o la marginación, pero también en la constante afirmación problemática de su existencia.


lunes, 20 de octubre de 2014

Ideas para una hermenéutica crítica de la cultura

Ideas para una hermenéutica crítica de la cultura

Guillermo Pérez La Rotta.


TEXTO DE LA CHARLA PRESENTADA EN EL EVENTO: CENTENARIOS. PUBLICACIÓN DE IDEAS I, Y NACIMIENTO DE PAUL RICOEUR.

UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA
AGOSTO DE 2013

PUBLICADO EN EL ANUARIO COLOMBIANO DE FENOMENOLOGÍA VOLUMEN 7




RESUMEN
En esta ponencia vamos a proponer inicialmente una relación entre el significado que le atribuimos a la crítica y el que otorgamos a la cultura. Destacamos el contenido emancipativo que Ernst Cassirer le atribuye a la cultura y tratamos de relacionarlo con la tradición filosófica entendida como autoreflexión crítica. Para proyectar en sus implicaciones el anterior presupuesto, proponemos varios criterios: a) Pensar al hombre en su generalidad, bajo sus expresiones y acciones en el tiempo y el espacio, b) Meditar lo humano de forma dialéctica, en la confrontación que nos indica una relación de tensión y afirmación entre cultura y sociedad, c) Considerar la experiencia estética como contenido fundamental de la crítica de la cultura, d) Analizar los tres puntos anteriores, desde nexos posibles entre el sentido teórico y general de la filosofía, y las disciplinas sociales, e) Comprender todo el proceso de la crítica como inscrito en contextos históricos propios que suponen el diálogo intercultural y geopolítico así como la praxis política.